viernes, 28 de agosto de 2009

Capitulo 15

15



Frank durmió todo ese tiempo, preferí no molestarlo y me fui a casa, supongo que era incomodo tener a un bulto aplastándolo a su lado. Lleve comida china y dulces para Dannie. Cuando llegue la encontré husmeando en mi habitación. Estaba rezando para que no encuentre nada indecente, pero vamos yo tengo la culpa por haberla dejado sola.

- ¡Adivina que encontré!
- No quiero ni imaginarlo – dije dejando la comida en la cama
- Fotos abuelo, y muy graficas – me mostró una foto mía donde le mordía la oreja a Frank
- Deja eso, vamos Dannie sabes que no debes tocar mis cosas
- Hay abuelo no seas pesado… es que me parecen tan lindas, sobre todo esta donde Frank lee un libro imaginario
- Ah Frank, si ahí le hacíamos una broma a un amigo
- Tú no sales mucho en esas fotos
- Lo sé, es que fue una de mis últimos viajes con el, yo sabia que tenia que dejarlo…
- ¿Cuándo fue eso?
- Luego de unos conciertos que tuvimos en Japón, tu mama ya había nacido y el insistió en que nos veamos y nos fuimos por la carretera – mis lagrimas empezaron a caer
- Abuelo no llores, cuenta bonito
- Lo siento Dannie, no puedo seguir… es que no entiendo como pude hacerle tanto daño.
- Ya paso abuelito, además Frank a dicho que no quiere hablar de esas cosas, que no le importan
- Pero amor en realidad si importan, por que han dejado heridas en el
- Que el no quiere recordar, no te tortures Gerard, mejor comemos que se enfría y hablamos de algo lindo

Dannie es un amor, y no dejare de repetirlo jamás, de agradecerle por haber transformado mi vida, de ayudarme a realizar mis sueños. Mi sueño, estar con él. Esa noche soñé con él, pero fue algo distinto, estábamos abrazados, desnudos en la cama del hospital, pero lucíamos jóvenes, como la última vez que nos vimos. El besaba mis manos y me pedía que me quede con él, pero Bandit y Dannie gritaban a lo lejos con que me quede con ellas. Cuando desperté estaba sudando, ansioso y preocupado. Mis sueños cada día me asustaba más.
En la mañana me llamo Ray, me dijo que vendría con Bob a New Jersey en 3 días, que ya habían comprado los pasajes y estaban contando las horas para reencontrarnos. Estaba tan feliz, iba a verlos después de tanto tiempo e íbamos a estar reunidos juntos todos de nuevo. Ray me dijo que llevaría su guitarra, que le provocaba tocar algo allá, me pareció una excelente idea, así que comencé a practicar con mi voz, darle una serenata a Frank con todos, no era mala idea, Ray me dijo que Bob iba a comprar una batería acá, por que no tenia ganas de cargar con una desde su casa.
Fui al hospital a penas terminamos de desayunar, pare en el súper mercado para comprarle un ramo de rosas color malva ¿Por qué? Era el color favorito de él, además Dannie me había mostrado unas fotos donde el posaba hace mas de 40 años con esas y me encantaron, pensé que hacerlo revivir buenos momentos le haría bien. Dannie le compro globos platinados para adornar su habitación y le llevo una lata de galletas de fresa.

Cuando llegamos el ya estaba despierto, renegando con una enferma que insistía en que si usaba el baño iba a seguir siendo en la cama y no intentando caminar, pero el estaba enojado con el tema y estaba empujándola para que lo deje salir de la cama.

- Necesito caminar, estoy lleno de calambres
- Señor Iero, el doctor no me a dado la autorización, por favor no se ponga así
- Oiga no me moleste, tengo que ir al baño y voy a ir como todos, así que quite ese bacín de aquí
- Hey tranquilo – le dije acercándome a él
- Señor Way, por favor tranquilícelo por que yo solo sigo ordenes
- Pues siga las mías que soy el paciente, ya me largare de aquí
- Frankenstein es mejor que sigas en la cama, haz salido del coma hace poco y …
- No quiero que esta tipa me limpie el culo, yo puedo solo
- ¡Pues límpieselo usted! Pero de la cama no puede salir
- ¡Gerard ayúdame! – grito Frank casi llorando
- Tranquilo – lo consolé mientras lloraba como un niño en mi regazo
- Ayúdame, tengo que ir al baño solo…
- A despertado muy avispado, con mucha fuerza – la enfermera se tocaba sus enrojecidos brazos – hemos forcejeado casi una hora, quizás sea bueno hablar con el doctor, al señor se le ve en buenas condiciones
- ¡Es lo que trato de decirle! Gerard llévame a casa por favor
- Si mi amor, tranquilo… voy a hablar con el doctor

Dannie se quedo estática en la puerta viendo todo, le vi la carita estaba a punto de estallar de risa, pero se contenía muy bien, parecía un maniquí en punto de ebullición. Le dije a la enfermera que no se preocupara, que yo me encargaría de que Frank valla al baño, se fue sin mucho esfuerzo, estaba molesta, adolorida, fastidiada. Frank no había cambiado mucho en ese aspecto, era muy terco y no permitía que nadie haga cosas por él, menos ahora que estaba con mas vitalidad y sentía que podía hacerlo todo el solo.

- Hola Frank – dijo Dannie con una risita a punto de convertirse en carcajada
- Pequeña D. ¿Cuánto de esto haz visto?
- Todo – no aguanto se mato de risa
- Vamos Dannie, no te rías – le dije
- Déjala, cuando sea vieja como nosotras no se va reír así
- Aun falta mucho para eso – dijo ella sonriendo – te traje galletas y globos, tu habitación es un asco – empezó a poner los globos plateados en las paredes con cinta
- Gracias, me encantan las galletas – se fijo en mis manos y vio mis flores malva – oh Gee…
- Te las traje eh…
- Gracias – me dijo y apretó mi mano e intento acercarse a mi para besarme
- Dannie esta aquí – le susurré
- ¡Beso, beso, beso! Traje la cámara de fotos – dijo D
- Genial, tómanos una – dijo Frank y levanto los labios cerca de los míos
- Dios, no haz cambiado nada – me acerque despacito y roce sus labios con los míos, la maquina que controlaba sus latidos estaba histérica y Dannie volvió a carcajearse
- Lo siento… no puedo evitarlo

Cuando nos separamos, Frank tuvo ciertos espasmos, como si le faltara el aire. No pude evitar sonreír también ante la escena. Él se hecho en mi regazo y comenzó a comer las galletas de fresa, mientras Dannie no dejaba de tomar fotos.
Esta vez decidimos almorzar junto con Frank, el ya no era un paciente en coma, ni grave y el doctor nos había permitido comer con él. Traje pollo KFC y comimos los tres en la cama de Frank, viendo televisión. Luego Dannie y él tocaron guitarra y yo empecé a afinar mi voz para la serenata que le daríamos con los chicos. En plena tocada de “teenagers” la favorita de Dannie, el medico toco la puerta nuevamente junto con los oficiales. La cara de Frank se transformo y toda la alegría del momento pareció entristecerse.

- Señor Iero, viendo que hoy amaneció muy recuperado, esperemos que hoy pueda responder algunas preguntas
- Fue un accidente – dijo él – además ya estoy bien
- ¿Sabe quien lo choco?
- Estoy bien, no voy a poner cargos
- ¿O sea conoce a esa persona? Háblenos ¿Quién es?
- No voy a poner cargos y sé que James esta bien, ahora váyanse, tengo sueño
- Usted esta encubriendo a un delincuente ¿Por qué señor Iero? ¿Por qué cubre a la persona que quiso matarlo? – Dannie se asusto y me abrazo fuerte
- ¡Fuera! – grito Frank y apretó fuerte mi mano
- Frank acaba de salir de un coma, ¿podrían ser menos crueles? Además, si el no quiere hablar no lo va a hacer y menos si no es en presencia de un abogado
- Pues contrate uno de un vez anciano, y usted – le dijo a Frank – va a hablar, por que es un delito encubrir a un delincuente, aunque tengas 100 años
- ¡Tengo 68! – grito Frank

Los policías salieron de la habitación dando un fuerte portazo, el doctor se quedo en silencio y nos quedo viendo. Yo me acerque a él, mientras Frank comenzó a llorar en la cama y Dannie lo abrazaba.

- Quiero llevarme a Frank a mi casa
- Señor Way, las cosas son complicadas
- Lo serán más si no me deja llevármelo, él ya esta bien, además si necesita terapia o lo que sea, pueden verlo en casa, pero no voy a permitir que esos policías vuelvan a torturarlo de esa manera
- Lo que me pide es…
- Piedad… por favor doctor, déjeme llevármelo, yo vivo cerca al hospital, contratare una enferma, pero no puedo dejarlo aquí
- De acuerdo, pero usted tendrá que firmar un documento donde toda la responsabilidad es suya
- Lo haré, gracias doctor
- Mañana a final del día podrán irse, espero estar haciendo lo correcto
- Lo hace doctor, muchas gracias.

Frank en casa conmigo, esto era algo mas que un sueño que se estaba materializando. Entre a la habitación y lo abrase fuertemente, el aun estaba llorando, me acerque a su oído y le susurré.

- Mañana en la tarde te dan de alta, estarás en casa con nosotros
- ¿En serio? – dijo ilusionado
- Si cariño, mañana escaras en casa a esta hora
- ¡Genial! – grito Dannie.
- Frank, ¿Qué paso ese día del accidente?
- Por favor no me hagas decírtelo – bajo la mirada
- Si quieren puedo irme… - dijo Dannie
- No D, ya es tarde y quiero descansar, mañana hablamos ¿si?
- Si mi amor – le dije

Sus ojos empezaron a cerrarse, besé su frente y quedo dormido. ¿Qué ocurre Frank? ¿Qué me estas ocultando?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

waaa genial pero mi quiere saber
mas si que si jajaja no pues waa amo tu fick ya lo sqabes jijiji pero quiero mas jajajaja well me largola verdad no se ando bien rilla jejeje besotes espero regresar pronto bueno de hecho es pero ir pronto a todos tus blogs x queme quede bien picada jajaja zaz besotes!!!!

atto extasis eterno!!!

Yoselin Corneliz =) dijo...

AWWWWWW que linduraaaaa, despues de tanto tiempo sin verse se reencuentran gracias a D *-*
al fin llegué a esta parte xD,
aodor este fic , así como el de ella será amada WOW...
continualo esto me va a matar =O

Lady Ela of Revenge Wayiero dijo...

"Teenagers" he tmb me encanta ya no tengo tanto tiempo para seguir leyendo buuuuu T__T pero seguire hasta el final
F + G 4 E
x0x0
E

Bulletproof Vampire dijo...

¿Por qué no se ponen en el lugar de Frank? ¿A ellos les gustaría que después de despertar de un coma los interrogaran así? NO. Jajajajajajaja estoy comiendo barritas de fresa con un vaso de leche:3 Es mi cena. Aw,muy adecuado para el capítulo.

Gee Rex dijo...

dudas, dudas y mas dudas, aqui es donde digo:" No se pasen de pendejos con Frank!" es molesto que esos cabrones policiacos llegen y quieran hacer lo que se les hinche en gana D:< jajajaja